377 Views

Ginecomastia

Resumen

Objetivo: Eliminar el exceso de grasa y tejído del torax

Anestesia: Local y sedación

Duración: 30 minutos a hora y media

Ingreso: Generalmente ambulatorio

Reposo: Relativo 48 horas

El exceso de volumen de las mamas masculinas puede ser por dos causas: La ginecomastia y la adipomastia. Las dos se pueden corregir con procedimientos de cirugía estética.

Se denomina ginecomastia al desarrollo excesivo de la glándula mamaria en el hombre. En cambio la adipomastia es la acumulación de grasa en la región mamaria masculina.

Ambas alteraciones provocan un aspecto poco estético del tórax en los hombres. Con frecuencia les hace sentir violentos en situaciones cotidianas como el gimnasio, la playa o la piscina.

Esta situación se puede corregir fácilmente.

Lo primero es determinar cual es el motivo del exceso de volumen mamario. Tras realizar una adecuada historia clínica y una exploración, se hace una mamografía para aclarar si es una adipomastia o una ginecomastia y para descartar cualquier otra causa.

Liposucción para tratar la adipomastia

En el caso de las adipomastia el tratamiento habitual es la lipoaspiración. Se realiza bajo anestesia local y sedación.

A través de mínimas incisiones se introduce el líquido de anestesia local en la zona para comodidad del paciente. Después a través de esas mismas incisiones se extrae la grasa de la zona mediante aspiración.

Terminado el procedimiento se coloca un apósito en la zona y una prenda de compresión para limitar la inflamación. A las pocas horas el paciente puede ir a su casa.

La recuperación es bastante rápida de manera que al día siguiente puede reincorporarse a su vida normal.

El paciente deberá llevar la prenda de compresión durante dos o tres semanas.
Evitará hacer deporte y esfuerzos bruscos las tres semanas siguientes.

El resultado es apreciable a medida que cede la inflamación y la piel se adapta a su nueva forma.

Procedimiento para la ginecomastia

La intervención consiste en extirpar el exceso de glándula mamaria a través de una incisión en el borde de la areola. Se suele realizar bajo anestesia local y sedación o bajo anestesia general dependiendo de la cantidad de tejido presente. Una vez terminado se suele colocar un drenaje que se retirará al día siguiente en el momento del alta.

En ocasiones extremas, si la forma es muy marcada y la piel poco elástica, puede ser necesario quitar el exceso de piel.

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nosotros de manera gratuita

LLAMA GRATIS PIDE CITA PIDE 1ª CONSULTA GRATUITA