431 Views

Resumen

Objetivo: Corregir las orejas despegadas o grandes.

Anestesia: Local o local y sedación.

Duracion: Una hora a hora y media.

Ingreso hospitalario: Ambulante.

Reposo: Relativo 24 horas.

Otoplastia

La otoplastia corrige el tamaño y la forma de las orejas. Es una cirugía sencilla y muy agradecida que soluciona el problema estético de las "orejas de soplillo" que afecta a algunos niños y adolescentes o adultos.

Las orejas demasiado grandes o despegadas es causa frecuente de burlas en el entorno escolar y genera en ocasiones sufrimiento en los niños que lo padecen. La otoplastia resuelve de forma inmediata y permanente esta situación.

Es una intervención que dura una o dos horas y que no precisa ingreso hospitalario. Tan sólo un vendaje protector durante los siguientes días.

La corrección de las orejas despegadas mejora la autoestima de la persona de manera notable. Es una técnica sencilla y muy agradecida y no hay una edad tope para realizarla.

Otoplastia en niños y adolescentes

La otoplastia es una de las pocas técnicas de la cirugía estética que se recomienda realizar en niños. Porque evita complejos a los pequeños y porque el cartílago de la oreja en la infancia es más dúctil.

Se puede plantear una otoplastia en niños a partir de cuatro años.

En tal caso, es imprescindible que el niño manifieste su disgusto con esta situación y que cuente con la aprobación de la madre, padre o tutor.

PARA MÁS INFORMACIÓN

Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando al 91 173 96 68 o a través de nuestro formulario de contacto

Preguntar >>

Otoplastia en adultos

En adultos y adolescentes las "orejas en asa" a menudo condicionan el peinado. Suelen ocultar sus orejas con el pelo y limitan su peinado y estilo. La otoplastia en estos casos mejora la imagen de la persona y hace desaparecer esas limitaciones estéticas.

Técnica

En pacientes adultos y en pacientes jóvenes se realiza generalmente con anestesia local. En el caso de los niños es conveniente hacerlo con sedación y debe permanecer ingresado unas horas.

La incisión en la otoplastia se hace por detrás de la oreja. Se quita una elipse de piel y desde allí se remodela el pabellón auricular de manera que no queden cicatrices visibles. Se aplican puntos internos y externos perfectamente disimulados que aseguran la nueva posición de la oreja sin que se vea ninguna cicatriz.

Existen distintas técnicas para dar forma al cartílago: plegándolo sobre si mismo, aproximándolo a la cabeza o, en ocasiones quitando una elipse del mismo. Dependiendo de cada caso se optara por una, otra o una combinación de las mismas.

La duración del procedimiento es de alrededor de una hora y media y se realiza de forma ambulatoria.

Después de la intervención:

El paciente deberá llevar un vendaje durante los primeros cuatro días. Posteriormente llevará una cinta de pelo durante la primera semana y dormirá con esa cinta durante el primer mes para evitar quedarse dormido en una posición inadecuada sobre la oreja.

Se recomienda dormir con la cabeza ligeramente elevada, con dos almohadas, los primeros días después de la otoplastia.

Se debe evitar deportes de contacto en las semanas siguientes a la intervención.

La inflamación cede a los pocos días de la intervención. El resultado y los beneficios sobre la autoestima del paciente hacen de esta técnica una de las mas agradecidas de la especialidad.

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nosotros de manera gratuita

LLAMA GRATIS PIDE CITA PIDE 1ª CONSULTA GRATUITA