239 Views

RINOPLASTIA

Resumen

Objetivo: Mejorar el tamaño y la forma de la nariz.

Anestesia: General.

Duración: Una a dos horas.

Ingreso hospitalario: Si, una noche.

Reposo: Relativo 48 horas.

La rinoplastia es una intervención de cirugía estética que puede corregir asimetrías o simplemente suavizar alguna estructura nasal.

El objetivo es siempre conseguir un resultado natural.

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico seguro. Se realiza bajo anestesia general, dura entre una y dos horas y la recuperación es de aproximadamente dos semanas aunque las molestias desaparecen en unos días.

Una técnica para cada paciente

No existe una única técnica, más bien es un conjunto de técnicas o maniobras que se combinan en función de cada paciente. En ocasiones hay que rebajar el dorso, moldear la punta nasal o estrechar los orificios. En otras, lo indicado es suavizar el ángulo de la nariz para que sea más acorde con el labio o corregir una desviación.

Cada paciente requiere una valoración individualizada. Un estudio de las estructuras nasales y determinar con la mayor precisión posible qué se quiere mejorar y qué resultado se puede obtener en cada caso.

Las incisiones son mínimas y quedan ocultas

En la rinoplastia cerrada las incisiones quedan ocultas en el interior de la nariz. Se modifica la estructura ósea y cartilaginosa sin necesidad de hacer ninguna incisión en la parte exterior de la nariz.

Se moldea el hueso y el cartílago por debajo de la piel. Una vez obtenida la nueva forma se cierran las incisiones y se deja que la piel se adapte.

En otros casos la remodelación de las estructuras de la nariz requiere mayor acceso por lo que se recurre a la rinoplastia abierta.

En la rinoplastia abierta las incisiones quedan ocultas dentro de la nariz salvo unos pocos milímetros que se hacen en la piel de la base de la nariz que esta entre los orificios. De manera que se hacen dificilmente perceptibles en unas semanas.

Se recurre a esta técnica si es necesario aplicar varias modificaciones para llegar al resultado deseado.

Corregir desviaciones del tabique nasal

En ocasiones una desviación del tabique nasal provoca dificultades respiratorias. Esta situación se soluciona con una septoplastia. Es posible realizar las dos modificaciones en la misma intervención. Se corrige la desviación del tabique nasal y se modifica la forma de la nariz.

La rinoplastia se realiza bajo anestesia general para garantizar una mayor comodidad y seguridad del paciente.

Terminado el procedimiento se coloca un taponamiento nasal que se dejará unos días y una férula externa para limitar la inflamación El paciente deberá pasar la noche ingresado.

En los días siguientes a la intervención se recomienda dormir con la cabeza ligeramente elevada, evitar esfuerzos y deportes de contacto.

La inflamación cede en su mayor parte en pocos días aunque el resultado definitivo va apareciendo mas lentamente según la piel se va adaptando a la nueva forma.

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nosotros de manera gratuita

LLAMA GRATIS PIDE CITA PIDE 1ª CONSULTA GRATUITA